Mùsica del Corazòn

Loading...

miércoles, 30 de junio de 2010

Es Tiempo De Partir (Un Poema Especial)



Sé que pronto has de marcharte
Y ya siento tu ausencia en esta tarde de lluvia
Mientras el tiempo pasa
Como dagas de nostalgia en el pecho
Y un nudo en la garganta
Se vuelve lágrima
En la alquimia de mi dolor…

Y cuando te veo,
Cuando en el silencio beso tus cabellos
Y abrazo llorando tus brazos
Quisiera pedirte no te fueras
Y entendieras con el silencio
Las heridas que va dejando tu partida
En mi alma aletargada…
……………………………………

Me reflejo en el rocío que deja el alba
-Ese de ahí no soy yo-
Te llevas lo mejor de mí
En esa piel que ya es mía,
En tus miradas que encarcelaron mis ojos
Y en tu voz
Que lleva mi canto entre tus manos…

Sé que pronto has de marcharte
Y me mojo de ti para soportar el desierto
Que vendrá con la soledad y la ausencia
Cuando bajo la sombra de Agosto
No te vea más…

-Sigue lloviendo-
Es tiempo de partir...

Carlos Medina Ibarra

Un Día Llegaste...



Un día llegaste para cerrar heridas
Me dejaste en mi mirada la tuya,
Tú sonrisa la dibujaste en mis labios
Y tu voz se hizo acorde para mis versos
Que te hablaban de amor…

Me arrebataste la tristeza
Lo admito -fui feliz-
Creí otra vez que el amar
No era simplemente un verbo
Inventado por un Dios prosaico
Si no un adjetivo usado en tus ojos
Con imperativos de caricias
Y besos en los puntos suspensivos…

Dejaste que las estrellas
Volvieran a brillar en mi cielo
Y los silencios se esfumaran en el olvido
Junto con ayeres enterrados
Huyendo a su letargo
Para librar mi mirada de la lluvia
Y rocíos envueltos en tu nombre
Que se volvieron flor en mi garganta…

Un día llegaste a mí
Con un sol que curo mi invierno
Con una mirada que me decía
-Se puede-
Y así como arribaste aquella mañana
Hoy te vas
Abriendo las heridas que cerraste
Devolviendo mis labios sin tu sonrisa
Y la tristeza
La dejas frente a mi puerta
Con aromas de recuerdos
Y tristezas de ayer…


Carlos Medina Ibarra

Palabras



Y las palabras se esconden
Detrás de los relojes que se consumen
En nostalgias y melancolías…

Ya no sé el cauce de tu mirada
Ni respondo igual a los reflejos de mis deseos
Pareciera que el mundo se ha vuelto viejo
(O quizás el viejo sea yo)
Sin sentido en el tiempo
Con caminos de tragedias
Y dos besos que nunca fueron…

Las palabras se pierden
En el mismo verso una y otra vez
Deshojándose en el papel
Sin ninguna gloria más que la pena
De los recuerdos desvaneciéndose
En las fibras mas recónditas de mi memoria…

Ya no busco en los mares
Ni en el horizonte donde deje la mirada
Me declaro ciego en un mundo de miopes
Me declaro muerto en un mundo fallecido…

La palara se me ha perdido
En los poros de tu piel blanca
Y el poema se consume en el olvido
Y el verso se repite de nuevo
En un mundo donde la verdad se mutila
Y la mentira, la palabra que hiere
Es cada vez más Dios…

Palabras, sólo palabras...


Carlos Medina Ibarra

Ya Se Escucha La Banda




Suenan las trompetas y la tambora
La banda empieza a tocar
El baile, botellas de cerveza
Mujeres bellas, hombres atractivos
La noche y el calor del cuerpo a cuerpo
Las sonrisas, el beso…

Todo esta tan lejano…

Solo me queda escribirte estas letras
Sé que no te importa donde estoy
Si lloro o río
Si muero o vivo,
Pero te escribo por necesidad
Por esta necesidad de recordarte
Por este vacio que se llena de tristeza
Al saberte en brazos de otro
Mientras te olvidas cada vez más de mí…

Ya se escucha la banda
“Al despertar” que pasará
Tu recuerdo pronuncia mis palabras
Y mientras la banda suena
El silencio de una mañana gris
Ya duele en mi mirada…

Pareciera que han pasado semanas
Pero solo fue ayer
Cuando enterré de nuevo el corazón
En sepulcros sin gente
Sin ojos y sin cuerpo…

Suenan las trompetas y la tambora
-Un tequila- por favor
Me lo bebo a tu recuerdo
“Te amo”…
Y que siga tocando la banda…


Carlos Medina Ibarra

Imágenes Grises



Despierto en la penumbra
Una canción triste en el aire
Dos versos marchitos
Y tus ojos grises sobre los míos…

Parece todo muerto,
Ángeles sin corazón desnudos
Me ven por la ventana
Y lloro en silencio
Bajo la lluvia…

Nostalgias sin tiempo
Impregnadas en la esencia de mí ayer
Ahora son el perfume de mi presente
Y el olor putrefacto de mi futuro…

Imágenes grises
Tus labios en otra boca
Tus manos en otra piel
Tu cuerpo en otros brazos
Tu sonrisa en otros ojos
Tus sueños… en otros sueños…

Despierto en la penumbra
Nada ha cambiado
La misma canción
Los mismos versos
Los mismos ojos de agua
Grises como la niebla
…Lejanos

Y sigue cayendo la lluvia…

Carlos Medina Ibarra

La Derrota



La derrota vuelve a mis manos
Como si jamás se hubiera ido
Y se regocija en mis ojos
Tan triunfante como siempre
Tan dolorosa como nunca…

Es como si el destino
Siguiera jugando conmigo
Un juego que sigo sin entender
Y enfrente de mí dibuja un laberinto
Con espejismo de esperanza
En un desierto de oscuridad…

Creí quizás encontraría la salida
En ojos como los tuyos
En mentiras que sabían a verdades
Pero no entendía
Que las frases huecas
Terminan por desquebrajarse
Y ahora los restos se clavan en mis pies…

La derrota vuelve a mi lado
Y es que tal vez nunca se fue
Solo cambio de ojos
De mirada, de andar
De voz, de fragancia,
Quizás hasta de nombre
Pero siguió aquí…

Tan triunfante como siempre
Tan dolora como nunca…

Carlos Medina Ibarra

Palabras De Ausencia



“Te extraño” te dije en la distancia
Y no respondiste
Te quedaste callada
Vistiéndome de silencios
Y lágrimas gotean en mis mejillas
Hasta llegar al invierno de mis pies…

“Me haces falta” te susurre al oído
Sonreíste y te abracé
Quería detener el tiempo, pero el tiempo
No perdono tu mirada
Y llego el frío del adiós…

“Te necesito” mencione al viento
Y el perfume de tu piel
Se materializo frente a mi ventana
Eras tú, eran tus ojos verdes
Revelando espejismos
Y esos anhelos que viven
En lo más profundo de mi esperanza…

“Te amo”… pronuncie en tus labios
No respondiste
Y me ataste a tus cadenas
En una cárcel sin tiempo ni salida…

Ya no estas, te has ido
“Te extraño”
“Me haces falta”
“Te necesito”
“Te amo”
Una y otra vez lo repito
Bajo el silencio de la noche
Consumiendo los recuerdos…


Carlos Medina Ibarra

Me Dejaste En El Olvido



Me has dejado en el olvido
Ya no te importa lo demás
Por fin has partido
Todo acabo…

Deje de ser útil en tu vida
Y me abandonas
Sin cargo a tu conciencia
Y con facturas de sangre
Archivadas en el alma…

Me necesitaste
Y sabiendo que era una mentira
No me negué
Me entregue a tus ganas
Sin preguntar
Solo me entregue…

Ahora pago caro
El camino que recorren mis pasos
Lleno de nostalgias
Lágrimas
Ausencias
Y sueños rotos
Desquebrajándose en el recuerdo
De aquellos ojos…

Me dejaste en el olvido
Donde tiras las cosas que no te sirven
En el cobijo gris de tu desamor
Y espero,
Espero…

Quizás un día
Regreses por mí…


Carlos Medina Ibarra

La Mañana Es Triste Y Gris...



La mañana es triste y gris
Se hace la mirada en el horizonte
Por adivinar el futuro que aguarda
En la ausencia de tu cuerpo
Aquí en mis brazos…

Duele despertar en esta soledad
El espejo me llena de verdades
Y los silencios
Se van juntando en mi pupila
Para después provocar la lluvia
Que en las noches moja el insomnio…

Y en la visión del futuro
Que provoca este letargo de ilusiones
Solo se vislumbran más nostalgias
Madrugadas eternas
Y lunas torturando mi mirada
Que se ahogara en el verso
Por sentirse viva en este dolor
Que de a poco mutila la esperanza…

Van pasando los minutos
Los suspiros se estrellan en el vacío
Y mis manos con el teléfono a un lado
Queriendo marcar para escuchar tu voz
Y decirte: “Te Amo”
Pero lo prometí,
No debo buscarte más…

La mañana es triste y gris
Son los días que pasarán en el olvido
Por regresar a tu lado
Ver tu cara una vez más
Y guardar por siempre tu sonrisa
En las huellas que va dejando
El tiempo y la partida…


Carlos Medina Ibarra

Te Alejas



Te alejas como ave en el cielo
Buscas tu nido
En el árbol que florece en aquel campo
Donde siembras tus sueños…

Te alejas, asesinando la vida
Dejando en mis manos
El aroma de tu piel como efímero recuerdo
-imitación absurda de la realidad-

Y me pierdo en esta melodía triste
Todos ríen, tú ríes, ¿por qué?
Si yo solo veo sombras
Espejos de ayer perdidos en el tiempo
Y se confunden en el presente
Sangrando heridas…

Te alejas mujer de agua
Hacia mares infinitos donde navega
La tristeza de mi soledad…

Te alejas…
Y cada día te siento más lejos
Y cada mirada
Y cada sonrisa
Me dice que me olvidas
Y un pétalo se marchita
Escribiendo bajo tu pecho
La palabra adiós…


Carlos Medina Ibarra

Seguir Así



Tengo que continuar así
Como si nada pasara
Como si la noche fuera noche
Y el día una eterna madrugada
En la que parece no voy a dormir…

Seguir navegando en mares sin costa
Bajo un sol que pesa en mi espalda
Y los recuerdos
Hundidos en ultramar… lejanos
Allá en el olvido…

Seguir amarrado a tu cintura
A tu aroma,
A mis besos que lloran en tus hombros
A la lágrima que baja en tu pecho
Y descansa ahí
Mientras la mirada de poco a poco
Se vuelve fría
Y las lágrimas se evaporan…

Continuar en el camino sin ti o contigo
Pero siempre contigo
Aquí en el alma
Donde el olvido nunca olvida
Y la ilusión no apaga su llama
A pesar de la tristeza
Y la lluvia…

Seguir así amor, seguir contigo
Aunque no sea a tu lado…


Carlos Medina Ibarra

Tu Aliento En Mi Cara



Tu aliento en mi cara
Esos ojos tan hermosos mirándome
-Mi sangre circulando sobre planetas infinitos-
Y una estrella surge de tu boca
Rompiendo en mis latidos…

Solo fue un instante
Donde el mundo cambio de sentido
Tú eras el horizonte de todo
Y el sur solo la utopía de un loco poeta…

Pero la estrella se apago
Cuando me descubrí en la tierra
Lejano de tu cielo
En tiempos que nadie recuerda
Más que aquellos escritos
Dónde posaste alguna vez tu mirada
Y en la letanía de estos versos
Se vuelven olvido…

Pude robarte un beso y no lo hice
Solo quedan caricias cobardes
Que no se resignan al despreció
De la mentira en que vivo
Porque prefiero morirme así
Y no sollozando una inevitable despedida…

Tu aliento en mi cara
Un beso en la mejilla
Y el sueño sigue
Sin saber que he despertado ya…


Carlos Medina Ibarra

Tanto Amor...



¿Cómo es posible tanto amor
Cuando me regalas tu mirada?

¿Y tanta, tanta tristeza
Cuando me dejas la soledad de tu partida?

¿Qué acaso no ves la luz que se desangra
En mi pecho herido,
La lluvia de mis lágrimas
En el silencio que vaga en mis recuerdos?

Mis sueños, todos tuyos
Se vuelven viento deshojándose en la distancia…

Y tú como si nada existiera
Te disuelves frente a mis ojos rojos
Sin un adiós
Sin una despedida…

¿Cómo es posible tanto amor?
Tanto amor…

Carlos Medina Ibarra

La Puerta IV (Esperándote)



De nuevo tú eterna y lejana
En jardines con azahares frescos
Y besos renovados sin lágrimas
En nuevos sueños
En nuevos olvidos…

Detrás de aquella puerta
En la que una vez te soñé
A la que llegue tarde por mirar al cielo
Sin ver la rosa que germinaba en tu mirada…

Ahí estoy ahora, olvidado
Esclavo de mis pasiones
Que atormentan mis pensamientos
Y me vuelvo loco
Un cuerpo que camina sin alma
En lo andenes de un tren viejo
Sin vías
Ni rumbo…

Sigo aquí, la puerta ya rechina
De esperar verte entrar de nuevo
Tan hermosa
Tan eterna
Tan tú
Inmaculada princesa…

Pero estas lejos, y estas cerca
Caminando sin tiempo por el recuerdo
Mientras la puerta se vuelve más vieja
Y yo
Me vuelvo viejo con ella…

Aquí, esperándote
En el mismo piso
Junto a la misma puerta...

Carlos Medina Ibarra

Alejarme De Ti



Pensé en alejarme de ti
Liberarme de tus cadenas
Y desatar los nudos que llevo en la garganta
Por este silencio que guardo
En lo más profundo del alma…

Pero fue imposible para mis manos
Atarse en el frío del vacio,
Mis ojos sangraban por verse en tu mirada
Y tu aroma era la formula perfecta
Que me nombraba sin decir palabras…

No puedo transgredir la fuerza de tu ternura
Ni ignorar tu voz
Reclamando mi presencia…

No amor, no puedo negarte mi mano
Ni huir de tus redes cuando me llamas
Así sigas destruyendo el corazón
Y dejando heridas en mi pecho
Te quiero
Y me declaro preso tuyo
Títere de tu cara cuando me ves con amor…

Pensé en alejarme de ti
Pero ¿Cómo?
Si siempre te llevo conmigo
Aquí adentro,
Aunque estés en brazos de otro
Y yo en la banca de suplentes
Muera siendo tu amigo…

Carlos Medina Ibarra

Mientes



Mientes mi amor, lo sé
descubrí en tus palabras la noche
que se asoma en tus pupilas
cuando escribes te quiero
sin sentir nada...

No era necesario
decir lo que no sientes
ni arrebatarte el orgullo
para pedir un perdón
que en tu corazón no existe...

Mientes, no me digas que no
Seamos sinceros
yo te amo
y tú solo te aprovechas
porque me necesitas
aunque después
me quede en las orillas de la soledad
consumiendo el tiempo...

Lo sabía, pero el amor es ciego
y ciega era mi esperanza
de encontrar aquella verdad
que tu boca juraba
y tus ojos desmentían...

Mientes
duele quitarte la mascara
y verte sin decir nada
porque te quiero
y abrazado a tu cintura
derramar una lágrima…
-Me sonríes-
sin saber que he descubierto
La falsedad de tu sonrisa...


Carlos Medina Ibarra

Cansancio (Versos Sin Tinta)



Estas en mis brazos
Me aferro a tu cuerpo
Y todo parece fácil
Las reglas se marchitan
No existe más que tu aroma
Y la flor que me regalas
Cuando sonríes en mí…

Y luego te alejas
Me dejas solo en mi tristeza
Y la ilusión se diluye…

Estoy cansado de tomar el aire con las manos
De querer tapar el sol con un dedo
De intentar volar en tu cielo sin alas
De besar tu mano
Y no hacerte sentir nada…

Son ya caricias viejas
Besos desesperados
Miradas sin ojos
Y tristes palabras que nadie escucha…

Estas en mis brazos
No quisiera dejarte ir
Pero la lluvia siempre encuentra su cauce
Y tu tormenta
Ya nubla otra mirada
Ya cansa otros labios
Ya llovizna en ojos sin lágrimas…

Estoy cansado de escribir versos sin tinta
De venerar un Dios de barro
De esta tristeza en mis ojos
De estos besos
Marchitándose en tu mirada…


Carlos Medina Ibarra

Nada Queda



Todo termina si empieza
Y esto que nunca empezó llega a su fin
Con las lágrimas evaporándose en mis ojos
Y un verso triste canta tu nombre
Mientras el eco destruye el corazón…

Nada queda
Los sueños se esconden en el horizonte,
Las ilusiones navegan en ríos sin caudal,
Y la esperanza se pierde en el recuerdo…

Sólo soy dueño de mi llanto
De creer al fin encontraría mi paz,
El motivo de este caminar tan triste,
La virtud del porqué de mis letras,
El manantial que me bañara de arcoíris,
Y nuevos mundos por descubrir...

Pero me quedo en este mundo,
Me quedo caminando sin motivo
Me quedo sin mi paz
Escribiendo las mismas soledades,
Sólo me queda la tristeza
Y el manantial sin agua por la sequía
Que me dejo tu desprecio…

Nada queda amor, nada queda
“Sólo las ganas de llorar”
...

Carlos Medina Ibarra

Celos



Tengo celos del aire que te recorre,
De las manos que tocan tu espalda,
Del beso que das en el viento
Y lleva a los labios de aquel
A quien pertenece tu pensamiento…

Tengo celos de cómo matas mis miradas…

¿Qué acaso no te das cuenta
De las heridas que llevo tatuadas en el pecho?

¿Dónde tienes el corazón mi princesa?
Que destruyes el mío, cada ves que te vas…

Tengo celos del agua que baña tu cuerpo,
De quienes al pasar te saludan
Y distraes tus ojos tan solo un momento,
De él, el que sueña en tus sueños,
De tu boca que lo nombra,
De tus ojos que lo miran cuando a mí me vez…

¿Dónde quedo el espejo roto de mi pena?

¿Qué acaso no te das cuenta que muero
Bajo la llama ardiente de mis celos?...


Carlos Medina Ibarra

Tu Belleza Sangra En Mis Pupilas



Tu belleza vuelve a lastimar mis pupilas
Como la primera vez que te vi
Tan hermosa, tan bella
Como la flor que pinto en mi pared
Cuando recuerdo tu mirada
Y veo el mundo en tus ojos…

La nostalgia responde mis preguntas
Porque sé nunca para mí
Te arreglarías tan bonita
Ni podré abrazarte si te topo
Como casualidad de tu destino
Y como burla del mío…

Voy a cumplirte lo que prometí
No haré nada si te veo con él
Me quedaré atado a mi tristeza
Sin que te des cuenta
Actuare como si nada pasará
Aunque por dentro muera
Y te quiera rodear con mis brazos
Para hundirme en tu aroma
Y pensar que soy el que esta a lado tuyo
El que se mereció la oportunidad
El viento, todo amor
Todo menos yo…

Y de nuevo tu belleza sangra mis pupilas
Si tan solo…

(No vale la pena decirlo
Si ya todo esta dicho)


Carlos Medina Ibarra

Háblame



Háblame por favor…
Dime que lo paso fue mentira
Que no destruiste mis sentidos
Y tu indiferencia no hizo lluvia en mis ojos
Y tu mirada no fue fría
Y tu boca no despreció mi mirada…

Háblame
Dime que fue un error
Que no me viste
Que solo era un fantasma
El payaso que te sigue los pasos
Solo producto de tu imaginación
Porque me recuerdas
Porque me quieres
Aunque sepa sea la mayor de las mentiras…

Háblame
El silencio me esta destruyendo
El dolor es insoportable
Y las ilusiones y los sueños
Se hacen trizas con cada minuto
El corazón sangra
Y de nuevo me siento sin vida
Sin nada
Hundido en mis soledades
Ausente
Solo con estas ganas de llorar
Y escucharte
Pidiéndome perdón…

Háblame
Te lo pido, te lo imploro
Dime que fue un sueño
Que al despertar estarás a mi lado
Y me darás los buenos días
Y en tus ojos veré la ternura
Y en tus brazos lloraré esta realidad absurda…

Háblame,
Te lo ruego
No puedo contener tanta tristeza
Y siento que me desbordo
Que me muero poco a poco
Esperando una llamada
Que jamás ha de llegar…


Carlos Medina Ibarra

viernes, 21 de mayo de 2010

Fleurs du Mal (Sarah Brightman)

Perdóname (Bufón De La Tristeza)



Perdona mi torpeza, perdóname
Ya no sé que hacer, tus sueños, los míos
Se van en un viaje que no tiene regreso
Y es que mi horizonte eres tú
Y el cielo donde habitas
Mi eterno imposible…

Todos los días, a cada hora
Mi garganta sangra por decir “te amo”
“te necesito”
Y en las tardes, me siento solo
La casa vacía
Y los recuerdos detrás del sofá me golpean
Y la herida abre y abre
Cada día más…

Como quisiera ya no mendigar tu cariño
Pero sin ti me muero,
Por eso acepto tus migajas
Y calmar así, estas ganas de ti
De un simple “te quiero”,
De dos palabras que lloran en mis labios
Por saberlas tan lejanas
En oídos distantes que no puedo oír…

Perdóname amor, perdóname
Pero el vacío es de nuevo intenso
Las heridas sangran
Como ayer, como siempre
En mi verso que otra vez fue rechazado
En este amor pintado de añejos olvidos
Que jamás han de volver…

Perdona de nuevo
Me creí poeta, y solo soy escribano de sueños
Y bufón de la tristeza…


Carlos Medina Ibarra

Veo El Mar...



Lo veo así como quien ve la noche
Caer bajo mis lágrimas de ausencia
Y el llanto se deshoja en el romper de las olas
Que me dictan tu silencio…

Y las veo a ellas, las olas
Besando sus labios en el alba de su amor…

La envidia y la nostalgia me hacen su presa
Porque no te tengo y la ilusión y el deseo
Sangran en mis pupilas…

Veo el mar…

Nadie se da cuenta que lloro en el horizonte
Donde juegan mis versos
Y los recuerdos me hieren
De ti y tus ojos verdes amaneciendo en mis sueños…

Veo el mar...

Inmenso, profundo y misterioso
Cual es tu hermosa sonrisa colgando bajo la luna…

Te extraño…
Envolviéndome en las sales de la espuma
Quemando la única caricia
Que me han regalado tus manos…

Veo el mar…

Y te veo a ti, dibujada en una caracola
Eterna bajo mis pupilas…

Y escribo sobre la arena
Este ultimo verso de amor…

Veo el mar… amor, te veo…


Carlos Medina Ibarra

La Puerta III (Sueño)



Es la misma puerta café
La de mis sueños
A la que nunca he entrado…

Me encuentro cerca, la toco,
Veo una luz…
Despierto de mi ensueño
La puerta vuelve a estar lejana
Oscura, misteriosa, ausente…

Me asomo por la rendija
La perilla como caleidoscopio da vuelta,
(Espejos), tus ojos verdes…
… y de nuevo se aleja…

Volveré a dormir
Tal vez esta noche tenga más suerte…


Carlos Medina Ibarra

Pobre Hombre Sabio



Pobre hombre sabio, todo ve, nada sabe
Creé que el agua sigue siendo cristalina,
Aun conoce lo que todos ignoran
Y por ser sabio se volvió mediocre
Bajo una puerta de tristezas
Y en el cielo, unos ojos que jamás beso…

Pobre hombre sabio, ahora cortado de lengua
Sigue viendo a ella, la mujer de años atrás,
La misma, la de añejos rocíos,
Por la que supo todo, y hoy no sabe nada…

Pobre hombre sabio, pobre,
¿Dónde quedo la virtud de tu palabra?...
Y el poeta que vivió en ti
¿Por qué ahora llora y se muere bajo tu piel
Cicatrizada de futuros que siguen sin ayer,
Sin mañana?

Pobre hombre sabio,
Ahora habitas en callejones viendo pasar
Niños con la mirada puesta en horizontes,
Que se diluyen en lo que sabías
Pero nunca, jamás comprendiste…

Pobre hombre sabio…

(Perdonen, tuve un Déjà vu mientras escribía)
Y el espejo lagrimea,
La miseria de mis ojos….


Carlos Medina Ibarra

Este Día...



Espere este día, como lo esperaba
Para poder abrazarte
Tenerte unos minutos
Pero… Te alejaste, lo sabía
Un día tenía que pasar… un día,
Pero en mi tonta ilusión pensé
Quizás
Tú te quedarás…

Me duele el alma y en silencio lloro…

Lastime de nuevo con mi amor
Las pupilas de quien amaba
-Temía el momento, lo soñé
Lo maldije-…

Y en el recuerdo
Hay mares de sangre
Atorados en mi garganta acribillada…

Hoy la mañana pintaba arcoíris
El despertar de un nuevo amanecer
Pero has decidido apuñalar la ilusión
Y el arcoíris llora, y la lluvia
Me envuelve en rocíos y desesperanza…

Esperaba este día, tanto lo esperaba
Y el destino de nuevo me volteo la cara
Mientras tu belleza
Se burla de mis ojos
Y de mis versos limosneros
Que jamás tocaron tu alma…

Este día,
Grabe tu nombre en el epitafio
De mi corazón...


Carlos Medina Ibarra

Te Tengo Aquí



Te tengo aquí,
En mis brazos
Tu cuerpo por dos horas es mío
Tu sonrisa, tus ojos, tu mirada
Más bajo tu pecho
Se esconde la fragancia
De senderos y distancias,
De besos de otoño deshojándose en otras aguas
Y tú corazón no esta
Y tus sueños viajan misteriosos
En lo hondo de tu verde pupila…

Te tengo aquí, y dejas mis labios
Posarse en tu espalda, sonríes
(No sé porqué)
Y me envuelvo en tu cuerpo
Con mis brazos acribillados de sueños
Tocando tu piel
Pero jamás tu alma…

Te tengo aquí
Como roca labrada por Dioses
Fina y hermosa
A veces tan fría, tan distante
Otras cálida como la primavera de tus labios
Pero te tengo aquí
Y estas y no estas
Y te toco y no
Y te beso… y nada.-

Carlos Medina Ibarra

La Puerta II (Letargo)



Toqué y ya no había nadie
Detrás de la puerta donde ahora escribo…

Lloré, dicen que los hombres no deben
Pero yo lloré, mis lágrimas cayeron
En la fría ausencia de la habitación
Y la pregunta de siempre

¿Por qué he llegado tarde?...

Yo vi a lo lejos la luz de este cuarto
En mi ventana de esperanza
El jardín era verde, lleno de rosas
Y girasoles que saludaban al sol cada amanecer
Pero ya no pude regarlos
Y la luz, no era mas que aquél espejo roto
Reflejando tus ojos de cielo
En cada resquicio de estas paredes que sangran…

Llegue tarde de nuevo
Permití que se derrumbaran los pilares
Que sostenían las cerraduras de mi prisión
Y ahora el pasillo es más grande
No queda nada, todo se ha ido…

La puerta se ha desquebrajado, y entre
Abrí los brazos pero nadie fue a mí encuentro
He llegado tarde, siempre llego tarde
Y hasta mí propio olvido
Me ha abandonado ya…


Carlos Medina Ibarra

De Olvidos Y Rocíos



Fuimos como un racimo de muégano
Quizás tanto, que bajo el cielo y la tormenta
cayeron nuestras hojas y se rompieron lazos,
versos de un adiós sin retorno
olvidos de un rocío que mojo mis ojos
y derrumbo los cielos...

Ahora solo quedan silencios, dudas
la foto familiar que se desvanece
en recuerdos y sepias de amarguras
en la distancia febril que son aquellos besos
y aquellas sonrisas que se vivieron el sofá,
en la cocina, en la recamara...
en la infancia perdida de mi hermano
o en los "no entiendo" de mi adolescencia...

Ha pasado la tormenta, lo que no sirve se tira
y lo que queda se atesora en nuestra mirada
y vamos avanzando, sangre y lágrimas
hemos ya dejado en el campo de batalla
al que de vez en cuando volvemos...

Yo ya no lucho, me he cansado,
y es por eso que hoy mi tinta y mi papel se mojan
de olvidos... y rocíos...


Carlos Medina Ibarra

Sólo Dos Palabras



Sólo dos palabras
Sólo dos,
Son las que pido de tus labios
Cada vez más cercanos de lo míos
Para de mi bolsillo
Germinar rosas blancas en tus manos
Y un mar nuevo
En la eternidad de tus ojos…

Sólo dos palabras,
Sin mentiras, sin dudas
Y entonces mis cielos serán azules
Y después el llanto
Será agua para tus jardines
Y lágrimas lejanas de pasados etéreos
Y olvidados…

De repente me encuentro en tu boca
Esperando (cruel espera) dos palabras,
Un beso de luz que ciegue mis ojos
Una señal para abrir las puertas de tu paraíso
Y cerrar con llave mi infierno…

Sólo dos palabras amor
Renovarían estos versos tan viejos
Ya tan escritos
Ya tan cansados...

Sólo dos palabras
Y de mis labios…
Un “te amo”.-

Carlos Medina Ibarra

Página En Blanco (Para Una Amiga En Su Cumpleaños)



Que escribo en esta página blanca
Que me recuerda a una mujer
Una rosa inscrita en un pétalo
Del cabello que se mece en su espalda…

Será… una amiga, sí, una flor en mi jardín,
Un verso, una mano, tinta de mi pluma,
Y me siento atento, nació un día como hoy
Y un ángel se coló en sus ojos
Y un corazón se pinto en su cielo…

De repente se abrió la aurora
Y los ruiseñores cantaron,
La azucena se vistió de gala
Y el aire sembró rosas en sus manos
Y le dio alma
Para un corazón enamorado…

Que escribo en esta página,
Ahora llena de tu esencia, de ti,
Mi amiga, mi compañera, mujer…
De una sonrisa que se me escapa
Sí, de tu sonrisa
De tu ingenuidad abrigada de ternura
De tu picardía… de ti,
Hoy solo quiero escribir de ti…

Cantarte esta madrugada
Una serenata de ilusiones que vibran
De guitarras, de acordes,
Y el rey David como invitado especial
Para llenarte de alegría
Para abrazar tu alma…

No lloraré en estos versos
Porque esta noche escribo a la alegría
A la vida…
Te escribo a ti, mi compañera
Magali… mi amiga…


Carlos Medina Ibarra

Lluvia



La madrugada se pinta en mis ojos
Dos lágrimas
Un verso
Tu foto
El recuerdo…

El saxofón
El cielo
Neruda, Bécquer, Sabines
Sus versos
Los míos
Tus labios…

El frío empaña mi ventana
El reflejo
La luna
Tu piel…

La noche
Suspiros
Nostalgias
Tus parpados…

Pronto amanece en mis silencios
Tu cara
Tus manos
Tu sonrisa
Tu aroma

Tú… (Dos lágrimas)
Lluvia…

Queda rocío en mi cama
Me vestiré de el
Para bañar tus ojos
De mí…

Carlos Medina Ibarra

Tristeza En El Alma



Cuanta tristeza siento en el alma
Tanto tiempo y aun no logro
Me des un poco de tu amor…

Sigo esperando un milagro, un minuto,
Una hora
En que al final despiertes enamorada de mí
Y sueñes en mis sueños
Y poses tus labios en mis labios…

Lo he intentado, con paciencia
Con dulzura, con lo que soy y no soy
Pero sigue siendo poca cosa
Porque a tus rosas mi lluvia no llega
Mientras mi sol sigue nublado por las lágrimas
Que se riegan en mis pupilas…

Tú te iras a navegar en otro mar
Y yo me quedaré con mi tristeza
En el mismo muelle,
Que apenas empezaba a brillar
Más hoy de nuevo apaga sus luces
Porque tu barco nunca llegó…

Cuanta tristeza siento en el alma
De saberme en la derrota una vez más
Y opacar estrellas de nuevo
Y cavar cementerios de sueños
Flores, y la misma música triste de ayer…

Cuanta tristeza amor, cuanta tristeza
Me ha dado
Ver mis versos sangrar en tu mirada…

Carlos Medina Ibarra

Me Estas Acostumbrando A Ti



Me estas acostumbrando a ti, a tu piel,
A tu sonrisa en mis ojos, a tu verso
Que se escapa en cada caricia
Y se queda en tus ojos de alborada
Como niño recién nacido
En tus brazos de mar…

¿Qué haré cuando te vayas?

¿Donde se quedarán los besos sangrados
Que se acostumbraron a tus cabellos?

¿Dónde se posarán mis miedos?...

¿Y mis lágrimas que ya saben a ayer
Dónde dejaran los rocíos de un futuro sin ti?...

Me estas acostumbrando a tu aroma,
A mi mirada en tu mirada,
A mis brazos en tus brazos,
A tus ojos en mis ojos,
A mi vida… en tu vida…

Y cuando te vayas, y en tu partida
¿Dónde quedaré yo?...


Carlos Medina Ibarra

Mi Precio



No puedo ofrecerte joyas
Ni mis manos bañadas en monedas
Para poblar tu pupila de oro
Y de diamantes vacíos forrados en luz…

Solo tengo miradas sin denominación
Relojes tristes que lloran si no estás
Y tus ojos en mi Wall Street particular
Con el mayor valor…

Tengo una moneda de solo una cara
Para robarte un beso
Si juegas al azar conmigo
Y debajo de aquel arcoíris
Que se pinta en tu horizonte
Una olla llena amor
Robada a un pobre duende viejo…

No puedo ofrecerte riquezas
Y me siento triste
Porque quisiera regalarte todo
Tus caprichos, tus deseos
Darte lo que mereces
Mi princesa hermosa,
Mi princesa de cuento…

Más solo tengo estos versos
Mi poesía
Y el corazón para darte
Sé que es poco, pero te amo
Y si un día decidieras venir con este miserable
Dejaré de serlo
Por que tu mirada en la mía
Tus labios en mis labios
Serían mi fortuna, mi paz
Mi moneda… y mi precio.-


Carlos Medina Ibarra

Me Dio Por Extrañarte



Sería muy bello pensar que una mañana
Despertarás con ganas de mis caricias
Y quisieras verme, esperando el momento
De una mirada, una palabra
Que nos lleve a un nuevo cielo
Para llenar sueños que de a poco
Se van desvaneciendo en vientos de ayer
Rozando mi cuerpo etéreo, y frio…

Sería hermoso que solo sonrieras conmigo
Que tus ojos solo estuvieran en mí,
Y no vieras más que mi cara, sin verlo a él,
O que tus sueños tuvieran mi nombre
Como los míos, solo desembocan en ti…

Porque… ¿sabes? Es difícil amar en soledad
Como caminar descalzo sobre el vidrio
Con los pies ensangrentados de añoranzas
E intentar volar después con las alas atadas
En paisajes de tristezas y versos de amor sin tinta
Sin papel, sin poeta, sin musa…

Sería bello despertar un día en el alba de tus ojos
Terminar el día bajo el crepúsculo de tus labios rojos
Y dormir eterno la noche, en tus brazos de luna…


Carlos Medina Ibarra

Sería...




Sería muy bello pensar que una mañana
Despertarás con ganas de mis caricias
Y quisieras verme, esperando el momento
De una mirada, una palabra
Que nos lleve a un nuevo cielo
Para llenar sueños que de a poco
Se van desvaneciendo en vientos de ayer
Rozando mi cuerpo etéreo, y frio…

Sería hermoso que solo sonrieras conmigo
Que tus ojos solo estuvieran en mí,
Y no vieras más que mi cara, sin verlo a él,
O que tus sueños tuvieran mi nombre
Como los míos, solo desembocan en ti…

Porque… ¿sabes? Es difícil amar en soledad
Como caminar descalzo sobre el vidrio
Con los pies ensangrentados de añoranzas
E intentar volar después con las alas atadas
En paisajes de tristezas y versos de amor sin tinta
Sin papel, sin poeta, sin musa…

Sería bello despertar un día en el alba de tus ojos
Terminar el día bajo el crepúsculo de tus labios rojos
Y dormir eterno la noche, en tus brazos de luna…


Carlos Medina Ibarra

Génesis



Creé un mundo
El tuyo
El mío

Donde se bañaran de besos las mañanas
Y los azahares del jardín
Perfumaran tu fragancia al pasar…

Los mares eran del color de tus ojos
El cielo se envolvía en tu cuello
Y en tu espalda mis manos
Pintaban crespúsculos sin anochecer…

Creé un mundo
En donde las aristas de mis sueños
Se unían en anhelos e ilusiones
Para sostener el peso de este llanto
Tan putrefacto de ayer…

Tu boca era el manantial de mis besos
Tus manos el refugio de mis penas
Y tu sonrisa, tu hermosa sonrisa
El faro donde mis muelles
Veneraban mis diosas y mi mar…

Cree un mundo
El tuyo
El mío

Te espero amor, te espero
No tardes que el desierto de mi soledad
Marchita el jardín y muere,
Lentamente muere
Junto a estos versos
Cansados de tanto llorar…


Carlos Medina Ibarra

Cabalga La Noche



Cabalga la noche con mis lágrimas
Y el canto triste de mi voz
Rompe el silencio de mi cuarto,
Quiero llorar
Llorar hasta olvidar que existo
Y que existes en mí…

Me duele el tiempo, cada minuto
Los vientos aclaman tu nombre
Y mis ojos rojos, mi mirada perdida
Te busca sin encontrarte…

No entiendo como puedes estar tan dentro
Y no tenerte afuera…

Pasa la vida, solo pasa
Ente soledades, entre nostalgias
Y como buen espectador solo espero el final
De esta historia sin protagonista
Porque hace mucho que deje de serlo
Y mi esperanza fue ardiendo
Junto con el papel y mis líneas…

Quisiera limpiar mis lágrimas, las tuyas
Y dejar cabalgar noche
Para que brillará mi luna en tu mirada,
Y llorar, sí, llorar
Y olvidar que existes
Y olvidar que existo

Para ser tú y yo
Solo uno…

Cabalga la noche…
...Cabalga…


Carlos Medina Ibarra

Pudo Ser Un Gran Día



Pudo haber sido un gran día
Bajo el cielo azul
Tus ojos
Dos rimas de Bécquer
Y tus labios en los míos

Una tarde
El crepúsculo
El viento y tus cabellos
Jugando en mis manos

Pudo ser un gran día
De colores azules
De sonrisas
Y lunas tímidas
Asomando en tus ojos

Las calles blancas
Haciendo camino para ti
Para mí
Un verso mío
Recitando en tu boca
Rosas de esperanza

Pudo haber sido un gran día
Más solo queda
El “hubiera”
Y el hubiera no existe
Ni en el futuro ni el ayer…

Una tarde
Tú y yo
Pudo ser un gran día
Pero nunca fue…


Carlos Medina Ibarra

Yo No Sé



No sé si tú eres más bella
O yo regrese mas enamorado de tu piel,
Esa piel que emerge en mis ojos
Como montañas blancas de rosas
Como primavera en el silencio de mi desierto
Y escuchar tu sonrisa, sentir tu voz
Lastima y cura
Sangra y sana heridas
Estas llagas que mi alma cubre
Con voces de tristezas y amarguras…

No sé que es lo que tienes tú
Que hipnotizas mis versos y rompes mis huesos
En caricias cobardes que no te doy,
Que es lo que esconde el aroma de tus cabellos
Para volverme esclavo de tu todo
Y a la vez prisionero de nada…

No sé porque me apasiona la verdad
Y la mentira que acude a tus ojos,
Cuando miras los míos y no puedo detener
Las ganas de envolverme en ti…

Te extrañé… y no sé si llorar,
O reír…


Carlos Medina Ibarra

Tú No Sabes Lo Que Duele



Tú no sabes como duele estar aquí,
Callado, esperando tu sonrisa
Tragando todos mis celos
Por la incertidumbre y la duda
De saberte ajena…

Me muero por abrazarte…
…Y que me abraces
Por besarte…
… y que me beses…

Duele amar solo
En la miseria de mis ojos tristes
Debajo de tus cabellos
Lejos,
Muy lejos de tu alma…

Tú no sabes como duele estar aquí
Mendigando tu cariño,
Rogándote con estas manos que te escriben
Un poco de amor…

Tú no sabes lo que duele
Vivir por vivir
Amar por amar…


Carlos Medina Ibarra

domingo, 9 de mayo de 2010

Te Amo (Para Mi Mamá)



Te Amo

Me cuesta trabajo escribirte…
Mis palabras son torpes, ¿recuerdas?
Como cuando empezaba a caminar
Y en tus brazos volaba…

Quiero recoger tus lágrimas,
En verdad lo quiero,
Pero lo sabes, tú me conoces
Nunca he sido bueno para consolar
Ni para decir lo que siento
Cuando te tengo enfrente
Y en tu mirada veo tristeza
Yo sé que callas…
… y te sientes sola…

Estos versos, mi poesía
Son tan débiles, tan frágiles
Y en el viento he visto tu flaqueza
Tu lucha, tu vacío
Y aunque intentas ocultarlo
No soy ciego
Ni tu alma es muda…

Quiero que seas feliz, lo quiero
En verdad lo quiero
Por que te amo, a pesar de todo
Yo te amo
Aun en contra de mis silencios
De aquella vida que extraño
De aquel pasado que hiere
Te amo…

Te quiero
Y es que sigo siendo el reflejo

De aquellos años que en tu vientre
Me dio tu mirada...

Perdona de nuevo mi torpeza
Quise escribirte mi mejor poema en tu día
Sin tristezas ni nostalgias
Y ya ves, no pude evitarlo
Porque descubrí en tu nombre
El mejor verso del mundo

Mi mamá…

Carlos Medina Ibarra

miércoles, 21 de abril de 2010

Encuentro En Puebla (Aires De Libertad)



Emotivo, Impresionante, Sin Palabras :)

Haiku (Aires De Libertad)

Mirada lince
Canto de trovadores
Son los poetas

Son los poetas
Pasado y futuro
De la libertad

De la libertad
Se coronan los aires
Lluvia de versos


Carlos Medina Ibarra

La Puerta (Dualidad)



La puerta del sentimiento abre de dos en dos
Y entra la nostalgia derribando muros
Mientras las fortalezas se hunden cada vez más
Y los recuerdos se escabullen en una lágrima
Y se clavan dos besos, bajo la luna que me observa…

¿Quién ha abierto aquella puerta, quién?
Si había puesto mil candados de amarguras
Y todo era silencio, ya nada quedaba,
Por qué interrumpen mi tristeza
Si aun la soledad fornica con mi verso...

¡No!, no abran la puerta
Que todavía danza la luna en sus ojos
Y su sangre sigue latiendo en mis manos
Por favor, ¡no!
Aun no sano las heridas de su partida
Ni termino de limpiar los cristales rotos de su huida…

La puerta se ha abierto de dos en dos
Y has entrado tú, princesa de esmeraldas
Mi desasosiego fue en vano
Porque ya se ha cruzado mi mirada con la tuya
Y ahora el candado ya no sirve
He intentado huir pero las cerraduras
no abren más...

De nuevo soy esclavo
De nuevo soy tu prisionero

Mujer-Poesía


Carlos Medina Ibarra

Te Estuve Esperando...




Te estuve esperando allí
En donde se pierde el horizonte
Con un silencio que acribilla el alma
Y no lloro porque me he cansado
De este llanto
Y de este hastío
Que sangra en los adentros
De un verso que te nombra…

Y en la voz del poema
Me hiere el vacío de tus manos
Por no saber de ti
Si acaso sigues besando rocíos de añoranzas
O te has acostumbrado a la brisa
De una utopía
Que baña de lluvia tus sueños
Y de tormentas mis ojos…

Y pasaron los minutos,
Las horas
El viento deshojando mi pecho
En alfombras de hojas amarillas
Y paso el silencio
Los sueños… todo…

Te estuve esperando
Ya no sé cuento tiempo,
Ni cuando ha llegado el alba… solo sé
Que cuando desperté de la espera
Ya no me quedaban lágrimas…


Carlos Medina Ibarra

Refugio



Me refugio en los contornos de tu piel
Como gato buscando escondite
En una tormenta de añoranzas y nostalgias
Perdido en tu aroma, en esa limosna
Que me dan tus ojos y tu mirada
Para soñar que es verdad la mentira
Y no matar ilusiones, en cementerios de soledades…

Me refugio en tus pupilas de esmeralda
Y veo a través de tus ojos la vida…

Si acaso se pintan los amaneceres de agua
Sobre tus labios besando el viento
O tal vez en ellos se encuentre el secreto
Que guarda con recelo tu sonrisa
En la arena donde escondes tus manos…

Me refugio debajo de tus cabellos
Donde nadie ve que beso tus hombros
Y toco tu cintura de enredaderas
Mientras me consumo en un veneno
Que detiene el tiempo y sus relojes
Y solo queda tu verso
Solo queda tu poema…

Me refugio en lo inexplicable de este amor
Bajo los letargos de mis caricias
Ahí, en tus pies de azahares y hierba
Donde me abandona la piel
Y me vuelvo aire… envolviendo tu cuerpo…

Carlos Medina Ibarra

Te Vas



Te vas, rompiendo el lazo frágil
Que se derrame en los cristales de mis brazos
Y no puedo detenerte, no puedo
Calmar las orillas donde se desbordan tus mares…

Te vas, y mi mirada triste
Te suplica en el silencio tu regreso
Sin que te des cuenta, lloro, y de llorar
Se marchita en mis labios el beso
Que de nuevo se queda como suspiro en mi garganta
Y tu nombre… con mi lágrima se va…

Te vas y no vuelves
Me quedo abrazando el viento, acariciando
La fragancia de tu piel blanca
Besando los sueños que deja tu partida
En el baúl de los recuerdos sin retornos…

Te vas, y tomo tu brazo,
Suplicando que la caricia diga lo que mis palabras
Por miedo al rechazo callan, y en su olvido
Te enteres de este sentimiento
Tatuado en cada mirada, que por cobarde no sostengo
Que por miedo, se quedan en el alma…

Te vas, sola, como viento, como agua
A la estación de mis ganas,
Y tomas el tren a las once en punto
Mientras observo mi boleto

-Una hora más tarde… partiré yo…-


Carlos Medina Ibarra

Amanecer



Amanece sobre mis ojos de hierba
Ese sol de tu mirada que arde en mis huesos,
Y el viento acaricia tus manos frías
Mientras te abrazo y me pierdo en tu fragancia
De auroras y fragmentos de estrellas…

La noche parece llegar a su final
Y vuelvo a mi cama para volver a dormir,
Para soñar con tu sonrisa que alivia mi verso,
Cobijarme entre tus sueños
Y ser lo que hace tanto, ya tanto perdí…

Amanece y olvido el sendero del pasado,
Y con tu ternura pintada de inocencia
Vas escribiendo con tus manos mi camino
Mientras beso tus cabellos como sabanas
Y dejo escapar el silencio, para quererte
Con el corazón impreso en el alma…

Se escucha el trino del árbol y su verde,
Y el verde de la montaña me recuerda a ti
Mientras mis orillas huelen a arena… a mar,
Y apareces tú vestida de esmeraldas
Y siento sobre mis mejillas dos lágrimas
Que son el rocío que deja la alborada
De un dulce despertar con tu recuerdo
Y tú nombre en la profundidad de mis entrañas…

Por favor no te vayas, no te vayas,
No dejes mi aliento esfumarse en la ventana
Viendo la esperanza de un nuevo sol,
No permitas que la noche regrese
Y déjame acostarme en tu vientre de amapolas
Y ser solo yo… quien te quiera
Hoy... mañana… siempre…

Y es que amanece,
Por el solo motivo de que estas tú, aquí…
conmigo…


Carlos Medina Ibarra